Robos en domicilios

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Robos en domicilios

 

Existen unas pautas de comportamiento para hacer más difícil la visita de los "amigos de lo ajeno" a nuestro domicilio cuando estamos ausentes del mismo:

  • No facilite la entrada a desconocidos (en su domicilio o por la puerta de entrada de su comunidad).
  • Tenga cuidado al contratar al servicio doméstico. Pida referencias y observe su comportamiento durante los primeros días.
  • Cierre las ventanas siempre que salga de casa, aunque sólo se ausente media hora.
  • Si vive en un piso bajo, coloque rejas en las ventanas.
  • No ponga en sus llaves ningún dato, y preste atención cuando haga duplicados.
  • Cambie la cerradura en los siguientes casos:
    • al instalarse en una vivienda nueva.
    • al habitar una casa alquilada anteriormente.
    • si ha reformado su casa y algún trabajador ha tenido acceso a las llaves.
    • siempre que pierda las llaves.
  • Instale una mirilla que le permita ver a la persona que llama a su puerta.
  • Coloque a ser posible una puerta blindada.
  • Instale ventanas con cristales inastillable (además de seguro insonoriza la vivienda)
  • Coloque una cadena de seguridad en la puerta que le permita la apertura parcial de la misma.
  • No deje mensajes en contestadores automáticos, o notas de que dejen constancia de su ausencia.
  • No busque escondrijos insólitos para sus objetos valiosos. Haga un inventario y fotografíelos, anote la marca, modelo y número de serie o de fabricación para que puedan ser identificados en caso de robo.
  • No deje que la correspondencia se acumule en su buzón. Procure que un amigo o vecino nos lo recoja periódicamente.
  • Atención a la pueta de la azotea o del garaje, si su domicilio comunica con ellos mantengalos siempre cerrados.
  • Sea solidario y avise a la policía si percibe algo extraño en la casa de un vecino.
  • No deje juegos de llaves en escondites.
  • Seguro que existen objetos que tienen para Usted un mayor valor sentimental que económico, guárdelos en cajas de seguridad.
  • Por último, si llega a su casa y encuentra la puerta forzada o abierta, no debe entrar, ni alterar posibles huellas. Comuníquelo a la Policía por el procedimiento más rápido. Le prestarán ayuda de inmediato.
  • Asegúrense de que la puerta del garaje quede cerrada, tanto al salir como al entrar.

 

En vacaciones

 

  • No comente en público que va a salir de vacaciones.
  • En función de su economía, instale en el domicilio todos los sistemas de seguridad posibles (puertas de seguridad, rejas o cierres de terrazas, alarmas.
  • La casa no debe exteriorizar la ausencia de vida. No cerrar todas las persianas de las ventanas. Dejar ropa tendida, etc. Existen dispositivos electrónicos, baratos, que permiten programar el encendido de luces, TV, utilización del contestador del teléfono.
  • Facilítele un teléfono de contacto donde poder localizarle si ocurre algo.
  • Prestarse colaboración mutua con otros vecinos.
  • No dejar dinero, joyas ni objetos valiosos en el domicilio.
  • No dejar objetos valiosos en las terrazas sin cerramiento.
  • Tome nota del número de serie de todos los electrodomésticos, al objeto de facilitar su identificación en caso de robo.
  • Dejar completamente cerradas las ventanas que den a lugares ocultos u más desprotegidos (patios interiores, calles poco concurridas, etc.)
  • Ante la presencia de cualquier persona extraña a avisar a las Fuerzas de Seguridad. Tomar nota de cualquier cosa o vehículo que parezca sospechoso.

 

En Hoteles

  • Además de algunas de la anteriormente mencionadas:
  • No deje a la vista dinero u objetos de valor y para ello utilice las cajas de seguridad.
  • En las zonas comunes, vigile su equipaje y objetos personales.