Detección de billetes falsos

 

 

 

 

 

Detección de billetes falsos

La comprobación de la autenticidad de sus billetes no requiere medios técnicos especiales, siendo las reglas esenciales cuatro operaciones muy sencillas: Toque, Mire, Gire y Compruebe.

  • Toque la impresión "en relieve". El especial proceso de impresión utilizado dota a los billetes de un tacto inconfundible. Las iníciales del banco Central Europeo, las cifras que indican el valor del billete y los motivos de ventanas y puertas son ásperos al tacto, aunque conviene tener en cuenta que el paso del tiempo y el uso pueden restar eficacia a estas características.
  • Mire el billete al trasluz. Verá la marca de agua, el hilo de seguridad y el motivo de coincidencia, elementos perceptibles por ambas caras del billete.
  • Gire el billete. En el anverso de los billetes de menor valor, se puede ver la imagen cambiante de la banda holográfica, y en el reverso, el brillo de la banda iridiscente. En los de valor más elevado, en anverso se ve el holograma y en el reverso, la tinta que cambia de color.
  • Compruebe todos los elementos de seguridad descritos para asegurarse de la autenticidad del billete.